Buena Ropa

Buena Ropa: trabajo de grado para la carrera de artes plásticas, de la escuela de artes de la Universidad nacional de Colombia.

El proyecto “Buena Ropa”, surgió de la observación de una dinámica masculina: El vestido del hombre. Sus implicaciones sociales y culturales sirvieron de pié y base para esta investigación. El proceso de vestirse hace parte de la intrincada red de la masculinidad y su aprendizaje y desarrollo nos incluye como seres activos dentro de la cultura, al igual que muchos otros procesos sociales.

Los hombres, las personas, los sujetos cuando nos vestimos nos disfrazamos. Nos disfrazamos de hombres, de algo que somos o no somos, de lo que nuestra familia cree o nos ha enseñado, de lo que representamos, lo que parecemos ser, pero, ¿Qué somos? ¿Qué queremos parecer? ¿Cuál es el interés particular en el disfraz? ¿Estamos en realidad disfrazados? ¿Yo me quiero disfrazar?

Mi interés en este trabajo viene en una primera y básica instancia de aprender a hacer el nudo de la corbata. Este es un proceso de inscripción en la masculinidad, es un requisito social particular, de ser un hombre, de vestirse bien en la cotidianidad o en un evento importante, de tener o no dinero para comprar una corbata o un vestido, de disfrazarse de hombre, de empresario, de empleado, de ser algo, y de aparentarlo. Nos vestimos para nuestra cultura y nuestra sociedad, aprendemos a convivir con normas y cánones sociales y jugamos entre reglas y condicionamientos.

La ropa es al mismo tiempo nuestro escudo y nuestro verdugo, nos protege del clima, del suelo, del sol, de la contaminación, pero al mismo tiempo coarta la libertad del cuerpo y le otorga significaciones específicas de la cultura y lo obligan a actuar de una forma dependiendo del contexto.

La monografía presentada y la investigación están disponibles aquí.